Blog

Consejos psicológicos para superar la situación de coronavirus y el confinamiento

Para estos días de confinamiento en casa, en que la situación alrededor del coronavirus (COVID-19) cambia hora a hora, es importante seguir algunas pautas generales.

En primer lugar, es importante seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y consultar la información solo de fuentes oficiales fiables. Recuerda que la sobreinformación solo genera más pensamientos persistentes, ansiedad, estrés y malestar psicológico.

Por otro lado, la situación de incertidumbre alrededor del coronavirus puede producirnos miedo. El miedo es una de las emociones básicas de nuestro repertorio emocional y una reacción normal y saludable ante situaciones desconocidas, amenazadoras y potencialmente peligrosas como la que estamos viviendo ahora mismo. Sin embargo, si sobrealimentamos el miedo, este puede llegar a convertirse en pánico, que sí puede producirnos un problema psicológico y bloquearnos.

Las situaciones de confinamiento, además, pueden producir desde soledad a incertidumbre, pasando por la ira, la tristeza, el aburrimiento, la angustia o el estrés, entre otros.

Para hacer frente a todos estos sentimientos disfuncionales, procura seguir las pautas que te proponemos a continuación:

Organízate en casa

Si no vives solo/a en casa, háblalo todo con el resto de personas que conviven contigo. No es una situación común y no puedes esperar que todo el mundo aplique tu mismo sentido común. Llega a acuerdos con el resto sobre cómo será, durante la cuarentena, vuestra logística doméstica: compras, cuidado de los familiares dependientes, espacio destinado a las personas que pueden tener el virus… No des nada por supuesto, ni dejes nada a la improvisación. Sin embargo, procura que todo el mundo tenga un espacio diferenciado y que se le respete. Todos necesitamos nuestro espacio. Recuerda que antes del confinamiento, cada uno de nosotros tenía una rutina bastante individual y hay que respetar los tempos de cada persona.

Si tienes niños a tu cargo, trata de encontrar actividades para hacer juntos. Será un buen momento para dedicarles tiempo de calidad. A veces, las actividades pueden incluir el uso de dispositivos electrónicos. No te sientas mal por hacer uso temporalmente de ordenadores, móviles y videoconsolas. Ahora, más que nunca, debemos estar agradecidos de disponer de estas tecnologías.

Distráete

Acepta que hay una parte de la situación que no está en tus manos y no puedes controlar ni prever. Se flexible con la realidad y acepta que debes adaptarte a la situación. Utiliza la técnica que más te guste o te funcione para relajarte: respiraciones profundas, yoga, meditación, actividades que te hagan sentir bien… Intenta hacer ejercicio. En este momento, hay una gran oferta de actividades que se pueden hacer desde casa sin necesidad de salir de ella.

«Queda» virtualmente con tus amigos y familia. Estar confinado no quiere decir tener que estar socialmente aislado. Utiliza herramientas de chat y videoconferencia o videollamada. Seguro que las reuniones que puedas hacer de esta forma te serán profundamente amenas, divertidas y entrañables cuando las recuerdes. Sed creativos y encontrará formas increíbles de pasar el rato de forma significativa.

Usa el sentido del humor. El humor es una estrategia que te ayudará a reducir la angustia y mantener el miedo a raya.

Saca la parte positiva

Esta es la parte más complicada. Siempre hay alguna parte de cada situación que es positiva, por pequeña que sea. Piensa que, por fin, tienes un momento para parar y reflexionar sobre tus prioridades y los próximos pasos que quieres dar. Puedes aprovechar los momentos de calma para imaginar y crear juegos para los niños, guiones de teatro, poemas, ilustraciones… o para avanzar el portfolio que comenzaste hace un año… Proyectos que nacen de tu capacidad creativa y que, por falta de tiempo, tienes en un cajón.

Valora la empatía y solidaridad de mucha gente conocida y desconocida. Recuerda que es una situación temporal, que pasará y que, cuando lo haya hecho, todos habremos aprendido mucho tanto de los demás como de nosotros mismos.

Si necesitas ayuda, pídela

Ten presente que los psicólogos podemos darte la ayuda necesaria para afrontar esta situación y cualquier otra. Y que muchos podemos ayudar durante el confinamiento a través de terapia online.

Más artículos