Psicología

Anorexia y bulimia

La anorexia y la bulimia son las protagonistas dentro de lo que llamamos los trastornos alimentarios. Se suele pensar que con la anorexia la persona deja de comer, que se producen vómitos y que por consecuencia, se adelgaza. Lo que se ve es principalmente eso, pero la anorexia es más compleja. La anorexia tiene origen en la imagen corporal distorsionada que se tiene de uno mismo junto con un gran miedo a aumentar de peso. Pese a la persona esté muy delgada y en un peso bajo, se ve a sí misma como gorda. De ahí que venga la necesidad de restricción de alimentos y de purgarse (provocarse el vómito). En el caso de la bulimia, la persona tiene episodios en los que come de forma compulsiva (se da atracones) y posteriormente, por un sentimiento de culpa, en algunos casos expulsa lo que se había comido a través de vómitos o con el uso de laxantes.

En ambos trastornos aparecen también otros síntomas como la irritabilidad, la angustia, la tristeza que pueden desembocar en trastornos como la depresión o la ansiedad.

Las causas, tanto de una como la otra, así como del resto de trastornos alimentarios, son desconocidas, aunque los factores sociales pueden jugar un papel importante. Los cánones de belleza que la sociedad ha querido vender en muchas ocasiones no corresponden con los que se promueven desde el ámbito de la salud.

Desde la consulta se pretende, trabajando de forma conjunta con el médico de referencia, establecer y mantener unas pautas de alimentación correctas y que la persona llegue a combatir las falsas creencias en relación a la comida y el peso.

Blog