Psicología

Depresión

Hoy en día la depresión es uno de los problemas más comunes de nuestra sociedad además de ser uno de los más serios. Según estudios realizados en España, más de un 40% de la población sufre síntomas de depresión. De estos, a un 25% les resulta incapacitante hasta el punto de que interfiere en todos los niveles de su vida.

La depresión es un trastorno emocional que tiene como característica principal la tristeza. Pero no es solo eso. A pesar de ser el pilar más grande, hay otros síntomas que también la definen, como por ejemplo la apatía (no tener ganas de hacer nada), la fatiga, sentimientos de culpa o de ser inútil, tener más o menos apetito y/o sueño que de costumbre. La persona que padece un trastorno depresivo puede sentir desesperanza y una pérdida de control de la situación ya que repercute a nivel laboral, familiar y social. Es fácil, pues, no ver ninguna solución para mejorar la situación.

Las causas que provocan la aparición de la depresión pueden ser muy variadas, pero un porcentaje alto de los casos se debe a la pérdida de alguien o de algo. En este punto, la emoción primera que aparece de forma reactiva es la tristeza. Pero cuando la persona mantiene la tristeza durante demasiado tiempo, es cuando puede precipitar un trastorno depresivo.

Sin embargo, hay soluciones y salidas a este problema. El tratamiento cognitivo-conductual para la depresión ha sido validado como tratamiento eficaz de forma empírica y concibe un trabajo a dos niveles, que se tratan a lo largo de las sesiones en consulta. El primero es facilitar a la persona herramientas y estrategias para combatir las emociones como la tristeza y la angustia y hacerlas más funcionales, al tiempo que se trabajan los pensamientos que acompañan este estado. El segundo gran objetivo que se plantea en terapia es conseguir restablecer de nuevo las conductas y actividades que la persona tenía antes del estado de depresión. Para hacerlo, se marcan una serie de tareas y actividades que se van alcanzando de forma gradual.

No es un camino fácil, pero sí se puede asegurar que hay alternativas y soluciones para cambiar una situación de depresión.

Blog